Blogia

Análisis e Interpretación

Despliegue franco-estadounidense en África Occidental

Despliegue franco-estadounidense en África Occidental

A finales del mes pasado surgía la noticia de nuevos despliegues militares franceses y estadounidenses en África Occidental y el Mediterráneo, en un momento en el que se esperaba la decisión de Naciones Unidas de autorizar una operación militar de apoyo al gobierno de Malí para la recuperación del territorio del norte, perdido a manos de rebeldes tuaregs y grupos yihadistas, una resolución aprobada el pasado día 13 por el Consejo de Seguridad, que da 45 días a los estados africanos para preparar una operación militar en apoyo del gobierno maliense.


Dichos despliegues consistieron en el envío de casi centenar de operativos de operaciones especiales franceses a Burkina Fasso, Níger, Mauritania y Chad, procedentes de otras zonas de despliegue, como Afganistán o el Cuerno de África, que se sumarían a otro centenar operativos desplegados en Níger, donde hay al menos 3 ciudadanos franceses secuestrados, con material ligero, según el diario francés Le Figaro.


Esto se complementa con el envío, a través de territorio de Senegal, de material militar por valor de 80 millones de euros, que incluye armas ligeras, vehículos blindados, equipos de comunicación y piezas de artillería.


Además, el contingente aéreo desplegado en Níger, principalmente aviones de reconocimiento, se le han sumado tres cazabombarderos Mirage 2000D enviados recientemente a Chad.


Por su parte, Estados Unidos ha desplazado, a finales de septiembre, cerca de una docena de aviones Hércules, en sus variantes MC-130H, de apoyo a operaciones especiales, HC-130N, de búsqueda y rescate, HC-130P, de reabastecimiento en vuelo y AC-130U, de ataque a tierra, a la base de Souda Bay, en Creta, y doce F/A-18 del Cuerpo de Marines a la base de Morón, aunque este último contingente probablemente se dirija al Golfo o a Afganistán. Por su parte, la docena de aviones de la base de Creta también podrían participar en futuros ataques contra las milicias yihadistas en el Norte de África, como las que protagonizaron los asaltos contra el consulado de Bengasi y la embajada de El Cairo el pasado 11 de septiembre, según indicó Stratfor.


Por otor lado, la contribución hispano-italiana a una posible operación militar en el norte de Mali se ha limitado al suministro de equipamiento diverso y vehículos todoterreno.


Queda por ver qué papel jugarán estas fuerzas en la intervención, aunque lo más probable es que se limiten a dar apoyo aéreo a la fuerza combinada-conjunta de la CEDEAO y al rescate de ciudadanos occidentales secuestrados en la zona.


Fuentes:
http://www.africareview.com/News/France+launches+operation+sword+in+West+Africa/-/979180/1517488/-/5u0xhsz/-/index.html
http://stratrisks.com/geostrat/8349
http://www.zerohedge.com/news/2012-09-29/some-curious-us-and-french-military-deployments

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

Actividad en África Subsahariana

La actividad en las cuatro subregiones del continente africano en el último año ha supuesto la aparición de dos nuevos centros de gravedad en lo referido a la seguridad. A la habitual inestabilidad del Cuerno de África, donde la intervención de las potencias vecinas a Somalia ha logrado mejorar, aunque no estabilizar, la zona; se han sumado un recrudecimiento de la actividad insurgente en Nigeria, y la secesión de facto del norte de Malí, ambas en la esfera de la CEDEAO (Comunidad Económica de Estados de África Occidental), y que amenazan con desestabilizar toda la región. 

La intervención de potencias extranjeras se ha visto incrementada por una mayor presencia diplomática y comercial china y por el envío de asesores militares estadounidenses a África Central para contribuir a la neutralización del Ejército de Resistencia del Señor, liderado por Joseph Kony. Por otra parte, la actividad insurgente en esa área se ha incrementado en la frontera de la República Democrática del Congo con Uganda.

En la subregión del Sur, ha crecido la inestabilidad interna de Sudáfrica por el conflicto minero, y dicha potencia ha mantenido una pequeña guerra fría con Nigeria por influir en la elección de la presidencia de la Unión Africana.

En cuanto a la integración continental, la Unión Africana ha ampliado las capacidades de su fuerza de reserva (ASF) con la adición de un mando logístico en Duala (Camerún) al mando central de Addis Adeba (Etiopía). Se espera que la fuerza de intervención esté operativa en todo el continente para 2015, con una unidad de tamaño brigada en cada una de las cinco subregiones del continente.

Análisis de Áreas:

 1.      África Occidental:

El grupo insurgente nigeriano Boko Haram ha comenzado el año con una campaña de atentados con explosivos que ha afectado a la región norte del país así como a la capital. Informes de agencias de inteligencia, tanto gubernamentales como privadas, apuntan a una conexión entre dicho grupo terrorista y las ramas de Al Qaeda en el Magreb y Somalia. Países limítrofes como Camerún han desplazado tropas a las zonas fronterizas con Nigeria en previsión a una extensión de las actividades yihadistas de Boko Haram en su territorio.

En Malí, el regreso de mercenarios tuaregs de la guerra civil libia ha supuesto una revuelta que, en connivencia con grupos yihadistas de la región, ha expulsado a las tropas gubernamentales del norte del país y la proclamación de la República de Azawad (no reconocida internacionalmente). Un posterior conflicto interno ha expulsado del poder a los tuaregs laicos, dejando la región en manos de estos grupos yihadistas.

En el sur del país, un golpe de estado en marzo, liderado por el Capitán Amadou Sanogo ha derrocado al gobierno del presidente Amadou Touré. La CEDEAO ha exigido la restitución del poder legítimo y prepara una intervención en el país para estabilizar el sur y recuperar el control del norte.

En el Golfo de Guinea la actividad pirata ha ido en aumento, y ha provocado la intervención de potencias de la UE con el envío de unidades navales en apoyo de las marinas locales para la protección de las rutas comerciales que cruzan la zona.

 2.      África Central:

La actividad en África Central gira en torno a los esfuerzos del gobierno ugandés para la captura del líder del Ejército de Resistencia del Señor (LRA) Joseph Kony y la neutralización de dicho grupo insurgente. El gobierno estadounidense ha desplazado un contingente de asesores militares a la zona y presta apoyo de inteligencia a las fuerzas ugandesas en esta misión.

También se ha acordado una misión multinacional en la región para combatir al grupo insurgente M-23 en el este de la República Democrática del Congo.

3.      África Oriental:

La actividad en Somalia se ha visto incrementada por la intervención unilateral de las fuerzas armadas kenianas en el sur del territorio somalí, en una operación de estabilización de la zona que ha finalizado con la integración de sus fuerzas en la misión de la UA AMISOM. Uganda ha incrementado el número y calidad de sus fuerzas enviando helicópteros de combate en apoyo a las unidades terrestres desplegadas en el país, y Etiopía mantiene una intervención limitada en su frontera. Todo ello ha contribuido a un retroceso del grupo insurgente Al Shabaab y una ampliación del territorio controlado por el gobierno federal de transición y sus milicias afines.

Al Shabaab ha iniciado un cambio de estrategia, iniciando acciones de hostigamiento a las fuerzas multinacionales y federales, así como atentados terroristas en Kenia.

Por su parte, Etiopía sigue manteniendo una fuerza de interposición en la frontera entre Sudán y Sudán del Sur que se disputan la región de Kordofán del Sur, rica en petróleo. Y ha llevado a cabo un ataque contra campamentos terrorista en suelo eritreo.

 4.      Sur de África:

La actividad más destacable en la subregión sudafricana es el conflicto minero que ha enfrentado a trabajadores de la extracción de platino en Marikana. El enfrentamiento con las fuerzas de seguridad sudafricana llegó a los medios de comunicación del todo el mundo debido a la muerte tanto de agentes de policía a manos de los mineros como por la represión de las protestas usando fuerza letal.

Por otra parte, la elección de la Presidenta de Comisión de la UA, la sudafricana Nkosazana Dlamini-Zuma (Diplomática y ex  Ministra del Interior) ha supuesto un roce diplomático entre el gobierno sudafricano y el nigeriano que ha incluido la expulsión recíproca de residentes. Al proponer a una diplomática nacional, Sudáfrica ha roto un pacto tácito entre las potencias africanas de ceder la presidencia de la Comisión de este organismo supranacional a candidatos de los países más pequeños.  


 

Intervención extranjera en el continente:


La presencia militar de potencias extranjeras en África ha aumentado en el último año. A la renovación de las misiones multinacionales para la protección del tráfico marítimo en el Índico, amenazado por la piratería somalí, y a la formación de las fuerzas del Gobierno Federal de Transición, hay que añadir una segunda misión anti-piratería en el Golfo de Guinea en colaboración con los países ribereños.

Los Estados Unidos han incrementado su presencia en el continente africano en apoyo a la lucha contra Al Shabaab en Somalia, con la creación de bases para drones en Etiopía y Yibuti, con el despliegue de asesores militares para la lucha contra el LRA en Sudán del Sur, República Democrática del Congo y República Centroafricana. Dicha misión, de la UA, cuenta con un contingente de 5000 efectivos.

China ha aumentado su presencia en el continente, expandiendo su acción diplomática y comercial desde la subregión del Este, donde ha contribuido a la construcción de la sede de la UA en Addis Adeba, hacia África Occidental. Sin embargo su presencia militar se limita a una flotilla en el Golfo de Adén para proteger las rutas comerciales del Océano Índico, y a la presencia de compañías militares privadas chinas en el Este de África para la protección de sus instalaciones.

Es previsible una participación de potencias de la UE en una intervención multinacional en Mali, aunque la situación económica de los países europeos limitará la misma a apoyo logístico y de inteligencia a las tropas de la Unión Africana.

 

 

Conclusiones:

La actividad en el continente africano del último año ha supuesto un desplazamiento del centro de gravedad  hacia el Oeste como contagio de las revoluciones en la subregión del Norte. El incremento de la actividad terrorista en África Occidental y el surgimiento de un estado de facto controlado por integristas islámicos en el norte de Malí, suponen un mayor desafío para los estados de la región debido a su más que probable efecto de contagio, siendo este último escenario motivo para una nueva intervención extranjera en la región.

Las misiones de protección del tráfico marítimo, tanto en el Índico como en el Golfo de Guinea, han evolucionado a acciones puntuales sobre el terreno (ataques a bases piratas en la costa de Somalia) aunque no parece previsible una acción similar en el Golfo de Guinea, debido al mayor control de los estados ribereños sobre su propio territorio y a la mayor integración regional de los mismos.

La intervención limitada estadounidense en África Central obedece más a una operación de imagen que tiene por objetivo a su propia población (a priori la misión responde a una campaña de la ONG Invisible Children contra el reclutamiento de niños por parte de estos grupos insurgentes) que a un intento de frenar a penetración china en el continente. Es probable un incremento del apoyo estadounidense a los estados del Norte, Este  y Oeste africano como parte de su guerra contra el terrorismo, dadas las conexiones entre Al Qaeda en el Magreb con Boko Haram y Al Shabaab.

Es poco probable un enfrentamiento convencional entre estados africanos el próximo año más allá de los choques fronterizos entre Sudán y Sudán del Sur y las acciones limitadas etíopes en su frontera con Eritrea.

ETA y las Nuevas Tecnologías

Las detenciones de miembros de ETA y su entorno en los últimos años hacen pensar en un cambio en la situación de la banda en cuanto a la capacitación de sus activistas y su adaptación al uso de nuevas tecnologías. El uso de explosivos caseros de fácil composición y manejo, el material informático y la documentación incautada a la banda, indican una carencia en lo relativo a la formación con cursos cada vez más cortos en tiempo y contenidos, y con la generalización del soporte digital para sus comunicaciones, sus labores administrativas y la captación de información.

 

 

De tal manera, y alertados por el precedente de bandas de crimen organizado en América Central y del Sur, las fuerzas de seguridad del Estado advirtieron a su personal sobre el uso de redes sociales, debido a la facilidad de captación de información que suponen para las bandas de malhechores, como parte de una estrategia de denegación de información a la banda, esto es, obstaculización o negación de la difusión de datos sensibles de los agentes a través de Internet, que se sumarían a las ya tradicionales precauciones que debe tomar todo miembro de las fuerzas de seguridad del estado y las fuerzas armadas. La aparición de personal de seguridad privada entre las listas de objetivos de ETA obliga a la inclusión de dicho personal entre el susceptible de convertirse en objeto de un atentado, y obliga al mismo a tomar las mismas precauciones que el personal de seguridad pública.

 

Por otra parte, la detención del comando Urruti, a mediados de diciembre de 2008, dedicado a la captación de información, y entre cuyos integrantes se encontraba Arkaitz Labanderea, informático del diario ‘Gara’, dio una imagen clara del vuelco de la banda terrorista hacia el uso de nuevas tecnologías, y de su preocupación por la seguridad de sus datos, a juzgar por el uso generalizado del programa de encriptación PGP, un programa que no es un sofisticado dispositivo ni es difícil de conseguir. Por el contrario, es totalmente gratuito y se puede descargar de Internet. Además, la información captada a raíz de esta detención indicaba que los terroristas se valían de herramientas de acceso libre en la red (mapas satélite de páginas como Google Maps y Google Earth) para detallar las rutinas de sus potenciales víctimas, situar los posibles objetivos y establecer las mejores vías de huida.

 

Continuar leyendo en Usernecwork International Magazine nº4 (págs.54 a 60)

INNOVACIÓN TECNOLÓGICA DE ETA (explosivos)

Las recientes incautaciones en territorio francés de material de ETA para cometer atentados, indican un cambio cualitativo previsible en el modo de actuar de la banda terrorista, como parecen indicar las informaciones publicadas en fuente abierta en los últimos meses.

 

ETA parece haberse decantado por un tipo de explosivo más barato y potente, el amonitol, a juzgar por las cantidades del mismo incautadas en la red de escondites recientemente descubiertos, y está compuesto principalmente por nitrato de amonio, un producto fertilizante de uso común, y nitrometano, un combustible para vehículos de radiocontrol que se vende sin restricciones, y cuya función es elevar la temperatura y provocar un efecto incendiario. Además, la mezcla admite aluminio, magnesio, zinc o silicio, aditivos que mejorarían las propiedades del explosivo y elevarían la temperatura de la deflagración, con lo que aumenta el poder destructivo del artefacto.

 


Se trata de un compuesto de fácil elaboración que no requiere conocimientos técnicos elevados y cuyos resultados, vistos en los últimos atentados contra los Juzgados de Bergara (Guipúzcoa),  contra la casa cuartel de Burgos y contra los guardias civiles Carlos Sáenz de Tejada y Diego Salvá, en Palma de Mallorca. El precedente más conocido en el uso terrorista del amonitol fue el ataque contra el edificio federal Alfred P. Murrah, en Oklahoma, en 1995.

 

Los tipos de artefacto en los que ETA está utilizando este nuevo compuesto son de sobra conocidos: Los grandes artefactos explosivos cargados en furgonetas para atentar contra blancos grandes, como el caso de la casa cuartel de Burgos y la bomba lapa, colocada en el vehículo de una víctima seleccionada.

(Seguir leyendo en Usecnetwork International Magazine, nº 3 pás. 114 a 118)

La Batalla del Ebro (Jorge María Reverte)

La Batalla del Ebro (Jorge María Reverte)

He podido leer el maravilloso libro de Jorge María Reverte sobre la batalla del Ebro. Un libro que me ha emocionado y cuya lectura recomiendo a quienes buscan un análisis imparcial y riguroso de los hechos acontecidos en una de las batallas más largas de la Historia de España. 


Dato a destacar es la inclusión de los partes del frente de ambos bandos, en los que frases como “Sin novedades destacables” o “Corrección del frente” llaman la atención del lector sobre lo que querían callar quienes redactaban dichos informes. Las duras condiciones de batalla, en particular en el bando republicano, aunque no en exclusiva; y la especial relación con las tropas marroquíes (no perdonaban a nadie y nadie les perdonaba pese a su “Paisa, yo no he matado a nadie”) son cosas a destacar, en mi humilde opinión, dentro de un relato rico y variado que aborda los preparativos, los tres meses y pico de batalla y las consecuencias.


A lo largo del libro encontramos hechos que pueden rozar la comedia, como la historia de los voluntarios irlandeses, alistados con el bando nacional, cuya única condición era no combatir contra vascos, por ser estos muy católicos. Miramientos que no tuvieron durante la Batalla de Madrid, indica el autor, cuando confundieron una unidad italiana con soldados republicanos.


Los hechos de la retaguardia completan el relato, la inestabilidad en Cataluña, las incursiones aéreas, la aportación alemana al bando de Franco, y la cabezonería del general gallego, con la opinión en contra de gran parte de su estado mayor, para prolongar la batalla, pues tenía allí inmovilizado a gran parte de las fuerzas de la República. Un “choque de carneros” –como lo denomina Reverte- que desgastó a ambos bandos, pero que no logró prolongar la guerra lo suficiente como para provocar una intervención internacional a gran escala, como habría sucedido de estallar la Segunda Guerra Mundial.


Se trata, pues, de un relato lleno de emotividad, y de gran valor para quienes no hemos vivido esa época.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

Choque en el Cáucaso

Choque en el Cáucaso

 

Se veía venir. Algunos esperábamos un conflicto armado en el extranjero próximo ruso, el espacio de la antigua Unión Soviética, y durante meses, se dieron indicios de que podía haber una acción militar rusa (en este caso defensiva) en el Cáucaso.

 

Los planes de expansión de la Alianza Atlántica sobre un territorio que Moscú considera dentro de su área de influencia, chocan de frente con la recuperación rusa en un entorno plagado de intereses estratégicos para las potencias occidentales. Empezando por las rutas del petróleo y el gas de Asia Central y pasando por las posibilidades de los estados de la región en lo tocante al control de la expansión de la influencia iraní, otra potencia emergente en los cercanos escenarios de Asia Central, Oriente Próximo y el Golfo Pérsico.

 

Además, en este conflicto que aun colea, hemos podido ver claramente la evolución de los asuntos militares en cuestiones de control de la información y guerra en la Red.

 

Preparo una serie de artículos sobre este reciente conflicto armado entre Georgia, sus territorios secesionsitas (Abjazia y Osetia del Sur) y la Federación Rusa, que irán siendo publicados este mes y el siguiente.

TERRORISMO Y MEDIOS DE COMUNICACIÓN ÁRABES

TERRORISMO Y MEDIOS DE COMUNICACIÓN ÁRABES

(ESTA IMAGEN ESTÁ SACADA DE WWW.AAWSAT.COM) 

Medios de comunicación árabes y cobertura relacionada con el terrorismo:

 

El fracaso de a modernización de las sociedades del mundo árabe ha provocado una contestación que acaparan las distintas formas de islamismo. Dentro del Islam político, el fenómeno de al Qaeda nace por causas endógenas (como la falta de progreso y de facilidades que palíen las carencias de estas sociedades) y exógenas (la intervención de potencias extranjeras) El terrorismo de Al Qaeda tiene que ver con el islamismo, nace de la expresión del Islam político, pero se ha radicalizado convirtiéndose en una nueva forma de contestación. Ahora al Qaeda funciona como movimiento, como inspiración y como concepto. El movimiento político islamista, eso sí, es un movimiento totalitario. Plantea un estado máximo (el control de todos los aspectos de la vida del individuo)

 

En el mundo árabe el consumo de televisión y radio está más extendido que el de la prensa escrita, y si algo hay en las ciudades árabes son antenas parabólicas. Egipto, por ejemplo, tiene unas cifras de 122 televisores por cada 1000 habitantes, cotejables con unas tiradas de 40 periódicos por cada 1000 habitantes. En el caso marroquí, hay 160 televisores, frente a 26 periódicos, por cada millar de habitantes y Siria tiene 70 televisores (frente a 20 periódicos) por cada mil habitantes. Estas cifras son muy significativas si las comparamos con los 289 televisores y 123 periódicos por millar de ciudadanos de Argentina, o los 531 televisores y 445 periódicos por cada mil suecos. 

En el gusto por los informativos de los árabes han destacado hasta ahora la CNN y la ABC, aunque en los últimos años el servicio de Al Yazeera les ha ido desbancando.

 

Evolución histórica de los medios de comunicación árabes: De una prensa de régimen a los medios de comunicación globales.

 

La evolución de los medios de comunicación en el mundo árabe ha pasado de contar exclusivamente con medios de comunicación controlados por los regímenes a una revolución tecnológica y mediática desde los años 90. Las innovaciones tecnológicas (ediciones digitales y televisión por satélite principalmente) ha abierto el mercado de la audiencia árabe a la influencia de los medios extranjeros. La respuesta a la crisis cultural y de identidad que ello ha provocado es, en parte, otra causa de la contestación política a, lo que creen, la influencia de un lobby político exterior.

 

Particularmente, la política antiterrorista de los EEUU y su influencia, de cara a leyes antiterroristas ambiguas en las que se considera “apología del terrorismo casi cualquier cosa”, en los medios de comunicación globales puede ser una de las explicaciones a un giro que ha dado Al Yazeera en su política editorial que explicaremos más adelante.

 

Tomando como ejemplo el caso marroquí, las cabeceras independientes más destacadas son Tel Quel (semanario) y Al Schila/ Le Journal (diario). Ambos medios han sido sancionados repetidas veces y las empresas que se anuncian en ellos han sido “invitadas” en más de una ocasión a no publicitarse allí.

 

Los informativos son manifiestamente dirigidos: La noticia que abre los telediarios está generalmente dirigida a la actividad diaria del líder. Al Yazeera rompe con esto, lo que ha supuesto una alternativa para las audiencias árabes a cadenas como la CNN.

El acceso a las innovaciones tecnológicas y la irrupción de medios árabes por satélite fueron provocadas por la influencia de medios occidentales en su sociedad (como la cobertura de la CNN de la Guerra del Golfo Pérsico en 1991). Debía haber un contrapoder, un medio árabe en lengua árabe. En este caso ha sido la cadena de origen qatarí quien ha ocupado esa plaza vacante para crear una identidad colectiva, lo que exige también la emisión de programas religiosos, programas de debate y entrevistas a imanes.  

La citada revolución mediática ha traído consigo la deslocalización de medios de comunicación hacia Europa, la creación de servicios en árabe por agencias de noticias occidentales, la multiplicación de servicios de Internet, Radio y cadenas árabes de televisión por satélite, con los casos más significativos de Al Yazeera e Iqla, grandes cadenas árabes de televisión y radio que emiten por satélite.

 

Los medios de nueva creación evitan la legislación de prensa y la censura creando la empresa en Europa. Son medios de calidad igual o superior (en cuanto a análisis del fenómeno terrorista) a los occidentales. Los servicios en lengua árabe de Agencias Occidentales comenzaron a hacer traducciones de sus servicios originales, sin embargo han evolucionado hasta crear servicios en árabe en los que profesionales árabes hacen periodismo de agencia. ATF y Reuters tienen excelentes servicios en árabe, que además funcionan como herramientas de política exterior para sus países de origen.

 

Consecuencias de la Globalización de los medios árabes:

 

La consecuencia más clara es que los medios árabes escapan al control de sus regímenes, lo que da un lugar de expresión a la oposición. Se lanza un mensaje mediático transnacional que busca una identidad panárabe y panislámica: Información de árabes para árabes y de musulmanes para musulmanes. Esto cambia los hábitos de consumo de las audiencias, que dejan de consumir contenidos de medios occidentales, y crea una nueva opinión pública con fuerte influencia de la diáspora (los árabes de occidente cobran influencia sobre sus compatriotas) y permite llegar a la comunidad internacional a través de otros idiomas.

 “La victoria electoral de Hamas no habría podido entenderse sin Al Yazeera” 

 

El cambio en la línea editorial de Al Yazeera: Del panarabismo liberal al panislamismo

 

La influencia sobre la diáspora árabe que propicia Al Yazeera hace más difícil la integración de los emigrantes en sus sociedades de acogida. La cadena qatarí ha contribuido a ello con un discurso islamista y radicalizado, consumida por los emigrantes árabes en Europa y Estados Unidos.

 

Entre las razones de este cambio hacia una línea editorial más dura está que el 90% de la plantilla de Al Yazeera está vinculada de alguna manera con el movimiento de los Hermanos Musulmanes de Siria y Egipto. Otra de las razones es la aparición de tres medios (principalmente) dirigidos a eclipsar a la cadena Qatarí: Al Arabiya, financiada por la corona saudí, Al Hurra, financiada por los EEUU para neutralizar tanto la influencia de Al Yazeera como de Al Arabiya; y Sawa, una radio que emite hacia todo el mundo, tanto música moderna (occidental e islámica) como informativos dictados desde Washintong. Una de las frases más repetidas por los jóvenes árabes cuando se les pregunta por Sawa es que la escuchan exclusivamente por la música que emiten.

 

Es conveniente revisar los contenidos referidos a Al Yazeera en la página web del Departamento de Estado de los EEUU, para contrarrestar un contra-poder no se debe impedir, como hacen los regímenes árabes, que las empresas nacionales se publiciten en ese medio, sino incentivarlo para lograr la posibilidad de presionar a la cadena “desde dentro”.

 

Al Yazeera ha abierto un servicio de agencia en inglés en Yakarta, con el objetivo de llegar tanto a las opiniones públicas de Europa y Estados Unidos, como a los musulmanes que no hablan árabe, y, a finales de 2005, ha llegado a un acuerdo con Telesur para emitir en español[1], lo que les posicionará en una posición mejor para lograr la supremacía mediática y contrarrestar la influencia de los medios occidentales en el mundo latinoamericano.

 

Aspectos diversos de la cobertura de conflictos y acciones terroristas en los medios de comunicación árabes

 

El terrorismo global necesita a los medios de comunicación de masas para extender sus mensajes de propaganda con los elementos apelativos de la espectacularidad de sus atentados, el ritualismo de sus ejecuciones y el simbolismo de sus acciones. Por otra parte, ciertos medios necesitan a los terroristas para vender más ejemplares o lograr mayores audiencias, así como para ganar más influencia en la opinión pública[2].

 

Peter Waldman dice que el terrorismo es violencia simbólica o comunicativa. No se trata de matar al mayor número de personas sino de ser vehículo de mensajes a los que la sociedad debe prestar atención. Referido al caso que nos ocupa, las características de la acción violenta yihadista son:

 

-         Espectacularidad: La acción debe crear un impacto mediático que, a través de medios de comunicación de alcance global, llegue a las audiencias de todo el mundo y cree una atracción estética que les aporte, tanto seguidores, como la atención de dichos medios. Para ello es importante que las imágenes muestren la destrucción y las víctimas creadas por la acción terrorista.

-         Ritualismo: Un claro ejemplo son las decapitaciones de ciudadanos occidentales secuestrados en Irak. El método utilizado, visible en las grabaciones en vídeo que han sido emitidas en todo el mundo, enlaza el degollamiento de la víctima con los rituales de sacrificio de animales presentes en la cultura musulmana, y presenta a la víctima, generalmente occidental, como a un animal al que los luchadores por el Islam sacrifican.

-         Simbolismo: Un análisis de los atentados del 11 de septiembre de 2001 nos aporta una interpretación de los mismos como ataques contra los símbolos de la opresión de EEUU contra la UMMA: Los centros financieros (que representarían la opresión económica) estarían representados por el World Trade Center, el Pentágono (sede del Departamento de Defensa de EEUU) representaría la opresión militar, la Casa Blanca o Camp David (residencias oficial y de verano respectivamente del Presidente de los EEUU) representarían la opresión política, y el hecho de utilizar aviones, además de representar un intento[3] de innovación táctica, simboliza el uso de la propia modernidad occidental, su tecnología, contra la opresión que ejerce, en otras palabras: La negativa a modernizar el Islam expresa el deseo de islamizar la modernidad.

-         Propaganda y Proselitismo: Según el Global Islamic Media Front (GIMF) y Al Sahab[4], “Una buena grabación es un arma de destrucción masiva”.  La razón de por qué no se ha identificado y seguido a los técnicos que graban los mensajes de Ben Laden y Al Zawahiri, de ser cierto que los graba, edita y distribuye una empresa informativa conocida, puede responder a las extremas medidas de seguridad de la organización terrorista, a la colaboración con éstos de fuerzas de seguridad desplegadas en la zona o al desconocimiento, por parte de los servicios de inteligencia sobre el idioma y los códigos culturales que aprovechan las redes islamistas vinculadas con dicha  organización terrorista, conceptos como el de “Nursa”, que se refiere a la solidaridad entre musulmanes, el peso en la zona de la tribu a la que pertenecen y las redes de informantes en grandes familias y barrios.

 

Respecto a la influencia de Al Yazera en el mundo, la cadena qatarí ha pasado de ser la 5ª marca más influyente, en tiempos de su eclosión durante la intervención aliada en Afganistán, a un tercer puesto (en todo el mundo) en 2005. La clave de su alta aceptación entre los musulmanes tiene que ver con el plagio de los esquemas informativos de los medios árabes (programas religiosos y un carácter más panislamista que nacional) así como el lanzamiento de nuevas cadenas de televisión por satélite cuya imagen pública ha sido afectada por la creación de medios como contra-poder (por ejemplo Al Hurra) y el hundimiento de las audiencias en los medios dirigidos.

 

Al Yazeera ha tenido un gran impacto en la escena mediática mundial, al plantar una bandera de competencia respecto a la CNN y BBC-World, que ha sido reforzado con su papel como agencia de noticias (debido a la información que puede emitir en primicia) y su llegada a audiencias no árabes con sus emisiones en inglés y español.

 

Respecto al giro de su política editorial, el concepto de Nursa está presente en la cobertura de todos los conflictos que enfrentan a musulmanes contra no musulmanes (por ejemplo en el conflicto hispano-marroquí por el islote Perejil[5]). En sus contenidos se deja expresar con total libertad mensajes islamistas más radicales, como el del jeque Yusuf Qardawi, en su programa “La Sharía y la vida” en la que preconiza el regreso del Islam a Europa a través de la conversión de los europeos.  Su frase “Conquistamos Constantinopla, pero falta la segunda parte de la profecía: La conquista de Roma” resulta, cuando menos, significativa. Otro personaje influyente con frecuentes apariciones en los contenidos de la cadena, Tarek Ramadán, es líder de los Hermanos Musulmanes en Europa, y propone una política de aislacionismo de la comunidad musulmana en la diáspora. La no integración, una política “de Fortaleza[6]”.

 El Poder supramediático de al Yazeera 

 

Al dar la palabra a la sociedad civil e información en árabe elaborada por árabes, Al Yazera juega a ser un partido político: Se convierte en referente del panislamismo, reta a los regímenes árabes y se presenta como portavoz del islamismo y yihadismo, como contrapoder a EEUU e Israel. El cambio de Al Yazira puede deberse a una serie de factores que hemos ido citando:

 

-         Cambio en la financiación de la cadena, que ahora proviene principalmente de Oriente Próximo y China

-         Islamización progresiva de las sociedades árabes

-         Adaptación a un contexto político distinto, en el que el Islam político gana peso como vía de contestación a regímenes totalitarios y falta de progreso

-         Cambios en la dirección, que han dado paso a profesionales vinculados con organizaciones islamistas como los Hermanos Musulmanes

 

El cambio es notable. Por ejemplo, en febrero de 2005, respecto al referéndum de la Constitución Europea, un reportero de la cadena qatarí entrevistó a ancianos que salían de la catedral de La Almudena para que expresasen su opinión sobre el proyecto de Constitución comunitario. Su conclusión fue que “los católicos españoles no apoyaban la Constitución Europea”.

 

Otro ejemplo fue el vídeo emitido la víspera del primer aniversario de los atentados del 7J en Londres, protagonizado por los terroristas suicidas que intervinieron en el mismo, en el que expresaban frases como: “Vosotros, que matáis niños musulmanes, no esperéis que dejemos vivir en paz a vuestros niños”. A continuación Al Zawahiri “bendice a este terrorista”, dice que la política de Blair es equivocada y avisa de más atentados.

 

 Otras cadenas de televisión por satélite dedicadas al proselitismo (daawa) se dedican a la enseñanza del Islam, llevando la doctrina de las mezquitas a las pantallas de televisión. Un ejemplo de ello es Iqra[7] una emisora financiada con capital saudí, wahabí, proselitista y con una gran audiencia en las sociedades islamizadas. Este tipo de cadenas comienzan a suponer ya una alternativa a las mezquitas oficiales, controladas por los gobiernos.

 

Un caso parecido es el de Memri TV, donde se emitieron debates en los que los participantes vinculaban los tsunamis que afectaron las costas de Oceanía, Este de África y el subcontinente indio a la “ofensa que para Alá suponía la llegada de turistas occidentales”. Este es un mensaje que cala debido a que el fracaso de la modernización de la sociedad ha dejado un vacío ocupado por las redes de beneficencia islamista. Se vincula la supervivencia de algunos afectados al hecho de haberse refugiado en mezquitas, obviando el hecho de que se trataba de sólidos edificios construidos con financiación principalmente saudí.

 

En casos como este, dada la ausencia de campañas sistemáticas como las de IRA o ETA, el islamismo radical resulta más peligroso que el terrorismo, dado que el primero sí que afecta de manera endógena a la integración de inmigrantes musulmanes en Occidente.

 

El Léxico empleado

 

La mayoría de medios de comunicación árabes utilizan un léxico peculiar a la hora de tratar la lucha de los grupos islamistas o yihadistas[8]. Los términos más comunes son “shahid” (mártir, en referencia a los terroristas suicidas), “operación de resistencia” (denomina a las acciones terroristas ocurridas principalmente en Irak y Palestina) “Ejército de ocupación” (para referirse a las fuerzas de la coalición presentes en Irak) y un juego con las palabras “Irhabi” (terrorista) y “muyahid” (luchador)[9]. Todo palestino muerto es considerado como mártir, pero los civiles iraquíes caídos en acciones terroristas son, sencillamente, denominados como “civiles muertos”.

 

La utilización del léxico varía en función del medio y del país donde se encuentre. Por ejemplo, Al Zarqawi puede ser denominado “terrorista” en un medio que emita desde Londres o Ryad, mientras que otros le denominarían “resistente”. En cuanto a la propaganda que elaboran los propios movimientos yihadistas, ellos se equiparan con los guerrilleros españoles que se enfrentaron a la ocupación francesa, y los chiíes (en medios sunníes[10]) son denominados “colaboradores en la ocupación”.

 

Otra característica muy común en los medios árabes es el odio a Israel. Incluso en programas de contenido dirigido a niños, se puede ver a imanes que enseñan a los niños pasajes del Corán en los que se relata cómo una mujer judía quería envenenar a Mahoma, y en una intervención telefónica, una niña era aplaudida por decir “los judíos son hijos de la traición y la infidelidad”. Otras referencias a los judíos en medios de comunicación árabes les vinculan a la toma de decisiones en la política exterior estadounidense o en la autoría de los ataques del 11 de septiembre, y no son raras las caricaturas en periódicos que muestran, por ejemplo, a un cerdo que lleva tatuada la Estrella de David durmiendo sobre una bandera de los Estados Unidos.

 

 Como veremos más adelante, en la intervención de Felipe Sahagún, los contenidos de los libros de texto en las escuelas, y los de los medios de comunicación dirigidos a los niños, son una parte vital para lograr terminar con este conflicto.


[1] Cuando Marcos García Rey dijo esto no pude alejar la idea de ver el programa “Aló Presidente” con subtítulos en árabe

[2] Esta es una de las razones que me llevaron a pensar que la relación entre grupos terroristas y medios de comunicación no es necesariamente parasitaria, sino simbiótica, y de una manera más frecuente de lo que parece a priori.

[3] No lo es porque ya existían precedentes de ataques suicidas con aviones, por ejemplo los kamikaze japoneses al final de la Segunda Guerra Mundial.

[4] GIMF sería el frente mediático de Al Qaeda, su vehículo de expresión propagandística configurado como una agencia de información para transmitir propaganda a través de Internet. Al Sahar (Las Nubes) es una cadena de televisión que emite en árabe desde Afganistán y Pakistán. Graba y distribuye los mensajes de Al Qaeda y la milicia Talibán en la zona.

[5] Marcos Gª Rey intervino en la cobertura de Al Yazeera en este conflicto, y ha declarado que en todo momento le dejaron hablar libremente.

[6] Ojo a la frase de García Rey: “Toda fortaleza o gueto acaba mal, las fortalezas generan desconfianza”. Respecto a la imagen que estos medios dan de los occidentales, el materialismo está omnipresente: “Todos consumimos porno o no pensamos”

[7] literalmente, “Lee”, la primera palabra del Corán.

[8] Cabe decir que los medios de comunicación españoles hacen lo propio respecto al citado tema (por ejemplo el empleo de términos como “extorsión” en lugar de “impuesto revolucionario”) Esta falta de neutralidad se explica por la importancia de la colaboración de los medios en la lucha antiterrorista, la denominada “guerra de las palabras” que trata de neutralizar la estrategia propagandística de las organizaciones terroristas y, con ello, eliminar la relación parasitaria que dichas organizaciones mantienen con los medios de comunicación.  

[9] Aunque el término más común es el de “Muyahid”, cabe citar que los propios miembros de Al Qaeda suelen referirse a sí mismos como “Irhabi”, basándose en el capítulo 8 del Corán (Marcos Gª Rey se refirió a él como “Azora”) que dice “Preparad toda la fuerza [...] aterrorizad al enemigo de Dios”. La palabra utilizada en el texto coránico, traducida con el verbo “aterrorizar” es “ardak”. Partiendo de esto, quien aterroriza “Irhabi” sería un “terrorista”.

[10] La mayoría de los medios de comunicación árabes son sunníes

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Terrorismo Yihadista Global

Terrorismo Yihadista Global

 

Yihadismo Global

 

Al Qaeda supone la cuarta oleada terrorista de la historia (oleada de inspiración religiosa) y supone la punta del iceberg de un movimiento islamista radical, global y evolucionado. Mustafá Setmarian[1], sirio nacionalizado español y miembro de Al Qaeda, hablaba de la organización como un concepto, como un método para la yihad mundial. Su éxito se basa en el reclutamiento de agentes, el uso de medios de la era global y unos objetivos bien fijados.

 

Osama Ben Laden es líder simbólico de la organización y de la lucha por la integridad de Dar el Islam. No planteaban, en principio, sacar la lucha de Afganistán. La Guerra de 1991 hace que se plantee el enfrentamiento con los regímenes árabes.

 

La actividad de al Qaeda, si ha de representarse en oleadas, se dividiría en tres: Una primera contra los soviéticos en Afganistán, la segunda contra los regímenes árabes, que consideran apóstatas, y la tercera, ideada por Setmarian, a nivel global. Cabe decir que este personaje ha editado un curso de 35 horas (unos 45 CDs) sobre Yihad. Dice que Al Qaeda ha de ser un concepto, no una organización, porque una organización es desmantelable. Para ellos, un turista occidental no es un civil, dado que vota, paga impuestos y participa en política. Además, trae costumbres peligrosas (ropa, comida, religión) y porta dinero y documentos útiles para la Yihad.

 

El objetivo de Al Qaeda, sería entonces, inspirar a los jóvenes musulmanes a comprometerse con la lucha global contra Occidente y los regímenes apóstatas. Ben Laden aparece como icono, no como experto. Él no ha creado el ideario, sólo lo ha aglutinado. Lo peor de la situación es que “su trabajo ya está hecho”. Al Zawahiri quedaría como jurisconsulto religioso y Setmarian como jefe del aparato logístico.

 

Agentes de reclutamiento en Europa

  

Al Qaeda tiene una gran cantera en Europa a partir de filiaciones religiosas, étnicas, nacionales y criminales. Sus principales candidatos son:

 

-         Antiguos guerrilleros de conflictos como el de Bosnia, Chechenia, o Daguestán. Este tipo de combatientes goza de gran prestigio entre las filas yihadistas, además de experiencia militar.

-         Inmigrantes de primera generación: Radicalizados en el país de origen o en el de acogida debido a programas de integración fracasados en Europa (caso de los atentados de Madrid).

-         Inmigrantes de segunda generación (caso de los atentados de Londres)

-         Conversos: No se trata de musulmanes de origen, sino que se convierten por contacto amistoso, por matrimonio o por terceras causas. Son casos como el del “terrorista del zapato” o el de Yusuf Galán, que anteriormente había militado en la izquierda abertzale. Respecto a casos como este último, no es difícil pasar de un extremismo a otro, el único movimiento de contrapoder global, hoy por hoy, es el yihadismo. Los conversos resultan ser los elementos más radicales. Empujados por ideas anti-sistema, se adhieren a cualquier causa con posibilidades para continuar la que consideran su lucha. En el caso de Yusuf Galán, había sido interventor de Batasuna en unas elecciones europeas.

 

Los lugares más frecuentes de reclutamiento suelen ser Mezquitas y centros culturales islámicos, cárceles o foros y páginas en Internet. En el caso de los delincuentes, interesan a esta causa debido a:

 

-         Su control sobre el mundo de la marginalidad

-         Su carácter temerario

-         Saben actuar al margen del estado

 

Respecto al reclutamiento por Internet, crea una “yihad individual” a través de medios de comunicación, lo que resulta mucho más difícil de controlar y neutralizar.

 

Los objetivos claros de Al Qaeda son:

 

-         Devolver la dignidad política y económica a los musulmanes

-         Lucha por el poder político y económico

-         Lucha contra el statu quo actual

 

Para ello pueden plantear la yihad como una lucha irredentista (caso de Irak) como una liberación frente a regímenes apóstatas (el enemigo cercano) o como una lucha contra los infieles (enemigo lejano)

 

El terrorismo suicida como táctica del yihadismo global

 

El uso de terroristas suicidas, por ejemplo en Irak, tienen una lógica estratégica:

 

-         Efectividad: Se trata de “bombas inteligentes” que actúan donde quieren y cuando quieren.

-         Resultan baratos y no requieren de un plan de escape

-         No revelan información útil al morir

-         Producen más muertos

 

En el caso iraquí, las tácticas suicidas se mantienen debido a la gran cantidad de jóvenes que llegan a luchar a ese país –lo que lo enlaza con el esfuerzo de reclutamiento en Europa- pero que carecen de formación militar (no tienen otra utilidad). Esta táctica sólo la utilizan los yihadistas y los Tigres Tamiles de Sri Lanka[2].

  


[1] Ideólogo político y militar de Al Qaeda, vivió en España, Reino Unido y, desde 1999, en Afganistán colaborando con el Ministerio de Defensa de los talibanes. Ha impartido clases sobre el uso de explosivos y productos químicos y se le considera el “padre” doctrinal y militar de la organización.

[2] Cabe destacar que la primera organización islamista en utilizarla a gran escala y con efectividad fue Hizbulá contra la ocupación israelí del Sur de Líbano.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres